PURO CHILE

EL POPULISMO

Muchos autores e intelectuales creen en el populismo como forma de gobernar a los pueblos. Para el escritor Ernesto Laclau, el populismo para América Latina es la salvación de los pueblos. Con Hugo Chávez en Venezuela, mejor aún, y Dios lo quiso así. Imbecilidades como esta abundan por ahí en las bocas de los marxistas y pro-marxistas. Las atrocidades contra la Democracia que hizo Hugo Chávez y las que continúa haciendo el dictador sucesor de él, Maduro, son indescriptibles. Un ejemplo apenas: manda prohibir la entrada de los parlamentares al Parlamento permitiendo solo la entrada de los simpatizantes a la dictadura. En cualquier país civilizado, esto costaría la demisión por “justa causa” del dictador. IPSO FACTO (por lo demás, un país civilizado no tendría dictador). Para Ernesto Laclau, Evo Morales de Bolivia tenía todo el derecho de postular indefinidamente a la Presidencia. Este marxista, pretende que nosotros creamos que el gobernante no usará los recursos del Estado contra sus opositores en la contienda eleccionaria. Que na hará fraude en la elección. Realmente, los marxistas y pro-marxistas piensan que nosotros los Trabajadores somos todos unos idiotas que creemos en las estupideces que dicen. ¿Bueno, qué es populismo? Simplemente hacer lo que el pueblo quiere. Existen dos tipos de pueblo: los Trabajadores que quieren recibir por su Trabajo y los que quieren recibir sin trabajar: los sinvergüenzas. Los gobernantes populistas se preocupan con estos últimos, nada más. En el caso de Argentina, los archimillonarios Néstor y Cristina Kirchner convencieron al pueblo que todo lo pueden recibir del Estado. No precisan Trabajar (por eso ellos no son obligados a crear ni incentivar los empleos, ni crear fuentes de Trabajo). Eso es populismo. Una cosa es que lo básico sea una obligación del Estado (como salud y educación) y otra cosa es que todo sea obligación del Estado. De esta última forma se quiebran los países. El populismo dentro de las posibilidades económicas de un país nos parece adecuado, pero no más allá. Pedir préstamos para mantener el populismo es desastroso para todos (generalmente los gobernantes que hacen los préstamos le pasan la cuenta a los Trabajadores: como siempre los Trabajadores “pagan el pato”). Lo importante es considerar la “asistencia social” de un país como una “herida” a ser cicatrizada. A nosotros nos parece adecuado que todo lo que se arrecada en un país, sea gastado e invertido en el país (www.socialismodemocratico.info). ¿La nueva Constitución de Chile deberá protegernos contra los populistas demagogos? ¿Irresponsables? ¿Y Ud., qué opina? ¡¡¡OPINE es su derecho!!!

EL SOCIALISMO DEMOCRÁTICO ES LA DOCTRINA QUE UNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO CON LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: