IMPUESTOS ESTÚPIDOS

Muchas personas piensan que todos los impuestos son estúpidos. La verdad es que son necesarios para mantener funcionando un país; inclusive donde no hay transacción con dinero. Ejemplo: Ud. quiere darle de regalo su auto a su hijo por cumplir los 18 años, entonces no cobrará nada por eso, ya que es un regalo. Asimismo, la ley obliga a pagar un “impuesto de transferencia de propiedad”.

En Brasil existe el ICMS, el Impuesto sobre Circulación de Mercaderías y Servicios. Es aplicado a todo producto o servicio, como lo indica su nombre. Este es uno de los muchos impuestos que existe y que la ley obliga a pagar al consumidor. La empresa es apenas un “recogedor” y tiene que entregarlo al fisco estadual.  Es un impuesto que es cobrado junto con el producto. Ud. no sabe cuanto está pagando, solo sabe que está pagando. Este impuesto es estadual y cambia con cada estado del Brasil, y depende del estado que lo cobra y del estado que usa el producto o servicio.

En casos específicos, no es cobrado nada. El proceso se llama “exención fiscal” (no se cobra NADA, según sea el producto o servicio, y según sea el área determinada de excepción). No confundir con “incentivo fiscal”, que es otra cosa.

Veamos un ejemplo real. Si un producto o servicio cobra un valor definido para él para venda a un consumidor del mismo estado, el valor es uno; pero si lo vende al consumidor que está ubicado en otro estado, el valor del impuesto ICMS es diferente. Y si lo vende a un consumidor de otro estado diferente de los anteriores, entonces, el ICMS también es diferente a los otros. Luego, nos encontramos que dentro del propio Brasil un producto y servicio tiene varios precios, conforme sea el destinatario y conforme sea el ICMS incluido en el precio. Por esto, varios entendidos en el ramo lo consideran un impuesto estúpido.

Además de este impuesto estadual, existe un otro impuesto federal que es adicionado en forma única para todo el territorio nacional, y se llama IPI, Impuesto sobre Productos Industrializados. Como es federal (nacional), es igual para todo el país y depende apenas del producto o servicio. Los más caros son aplicados a productos superfluos, como cerveza, perfumes, servicios de escort, etc., del orden de los 60 a 70%.

Existen otros impuestos, tales como IH (impuesto a la herencia), IL (impuesto al lucro exagerado), IT (impuesto a las transferencias y donaciones), IP (impuesto a la propiedad), IP (impuesto para combate de la pobreza), etc. Por eso se dice que el Brasil es el país que más tiene impuestos y de los mayores.

¿¿Para donde va todo ese dinero?? ¿¿Por qué el país está quebrado??

Muchos dicen que ese problema solo se soluciona con la implantación del IMPUESTO ÚNICO y más cárcel para los corruptos.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: