PURO CHILE

EL DIRECTORIO

Todas las empresas, o por lo menos la mayoría de ellas, en que hay varios socios, son dirigidas por una persona que se le llama de director general, administrador, gerente general, etc. Esta persona está obligada a dirigir, administrar, el “día a día” de la empresa. Atrás de él existe un directorio que es que fija las direcciones que la empresa debe tomar. Es decir, las grandes decisiones. Las “macro-decisiones” y es a este directorio que el administrador “plenipotenciario” debe prestar cuentas primero, de su trabajo. Tiene que explicar por qué la empresa está dando buenos frutos o está pasando por dificultades. Una vez al año, este administrador firma el balance de la empresa, que muestra como la empresa fue bien sucedida o mal sucedida en el ejercicio inmediatamente pasado. Si los miembros del directorio no encuentran satisfactorio el relato del administrador, pueden cambiarlo por otro. Se busca siempre el más profesional para la función, que puede ser de afuera de la empresa. La escogida de los miembros del directorio es de exclusiva responsabilidad de los socios de la empresa, y que cuando no son ellos mismos, pueden escoger cualquier uno que los represente.

Hay en Chile un candidato marxista a la Presidencia de la Republica que pretende que los Trabajadores tengamos representatividad en el directorio. No vemos sentido algún en eso, pues el sindicato y su representante en la empresa representan muy bien el interés de los Trabajadores. En la empresa y de la empresa, esperamos que siempre nos permita trabajar allí, es decir que mantenga los puestos laborales con salarios adecuados para llevar comida a nuestras familias y tener una vida digna. Si el Directorio va a discutir si se abre una filial en tal parte, a los Trabajadores nos importa un “pito”. Lo que nos importa es que nos paguen por nuestro trabajo y en día.

Los Trabajadores queremos ser pagados por nuestro trabajo, también no queremos ganar sin trabajar. Muchas veces, el administrador llama al representante del sindicato para discutir algo do interés de los Trabajadores, y esta negociación no puede interpretarse como participación en la administración de la empresa.  Hay un dicho muy popular, pero muy verdadero que explica esto: “Cada bicho en su árbol”. Los Trabajadores no queremos doble representación: en el sindicato y en el directorio. Si la mitad de las utilidades de una empresa, es entregada al Estado como una contribución social o socialista, ja estamos satisfechos (Artículo 4.6 del Manifiesto Socialista Democrático de los Trabajadores antimarxistas).

¿Quién fiscaliza eso? Los fiscales del Estado o del Gobierno, obviamente.  Protegemos la empresa privada con el hecho de dejarle el 50% de las utilidades y protegemos a la sociedad con el otro 50%. No olvidemos que los comunistas desean expropiar el 100% de todas las empresas privadas que existan y solo ellos administrarlas.

¿En la nueva Constitución chilena debíamos inserir algo así para protegernos de los comunistas?  ¿Proteger las empresas privadas? ¡Opine, pues es su derecho!

¿SABÍA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD Y PLURIPARTIDISMO) Y ES CONTRA LAS DICTADURAS?

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: