GOBIERNO EN EL EXILIO

Se ha preguntado Ud. ¿¿por qué después de tantos años los exilados cubanos no han creado un gobierno en el exilio?? ¿¿Un gobierno 100% y auténticamente democrático?? Presenciaba discusiones de este tipo apenas como simples espectador en Montreal (Canadá) muchos años atrás.

No sé exactamente la razón por la cual vino ahora a mi memoria esta cuestión. En esa oportunidad la encontré una discusión interesante – muy interesante –: escuchar a los cubanos discutiendo eso que les afectaba.

Había defensas ardorosas de la creación de un gobierno en el exilio y también había oposición no menos contundente. Entre las ideas opuestas a la creación, se mencionaban las represalias que podrían tomar los comunistas a sus parientes dentro de la isla. Eso yo lo consideraba como una fuerte razón. También había el problema de financiar el gobierno en el exilio. ¿Dinero de dónde? ¿Cómo? ¿La capital del gobierno provisorio quedaría en Canadá, o EEUU, o México, u otro país? ¿Tendría apoyo de qué países? ¿o seria apuñalado por la espalda como lo hicieron con el gobierno provisorio de Polonia en la segunda guerra mundial en Londres, Inglaterra? Que solo por el veto de Rusia fue disuelto.

Los defensores de la creación de un gobierno provisorio de Cuba en el exterior y en el exilio defendían la idea como “gato de espaldas”. Enfrentaban todos los argumentos de los cubanos “contra” con vehemencia y convicción. Decían que los comunistas no tomarían represalias en contra de sus familiares que aun vivián dentro de Cuba, porque muchos de esos familiares eran partidarios de Fidel. También estaban los países neutros para denunciar y evitar eso. El financiamiento sería fornecido por la cobranza de impuestos equivalentes a las centenas de empresas del mundo capitalista que funcionaban dentro de Cuba, como el grupo hotelero Meliá, por ejemplo. Frente a esto, muchas empresas desistirían de Cuba (lo cual no era problema, porque desistir ahora de Cuba era desistir de ayudar a Fidel y el comunismo). Las representaciones políticas de los comunistas les negarían pasaportes: sin problema, el gobierno en el exilio les daría nuevos pasaportes. ¿Quién los reconocería? Centenas de países, principalmente los anticomunistas, como USA. La sede quedaría en algún país amigo que les diera fuero diplomático.

Podrían conservar no solo la lengua, sino que todas las costumbres y cultura cubanas legalmente. Podrían realizar retaliaciones más efectivas contra la dictadura. Darian mayor protección a todos los exilados de Cuba fuera de la isla.

Juzgue Ud.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: