PURO CHILE

LA EDUCACIÓN GRATUITA

Como se sabe la gran mayoría de los chilenos es partidaria que el Estado provea educación e instrucción gratuita para todos los estudiantes de Chile, dejando la libertad de escoger los establecimientos privados o particulares (pagados del propio bolsillo) para eso, si así preferir. La educación básica y media debería ser obligatoria. La educación superior, universitaria o técnica, opcional, voluntaria y para quien muestra capacidad y méritos para eso (con un sistema imparcial de selección y sin cuotas privilegiantes). También este nivel de instrucción debería ser gratuito sin prohibir la existencia de las instituciones privadas y pagadas. Pero aquí radica un problema que pocos saben o conocen. El problema es el siguiente. Un estudiante hace todos sus estudios en colegios públicos gratuitos. Se gradúa profesionalmente en una Universidad o Instituto superior también público y luego con su diploma en la mano parte para el exterior a ejercer su profesión en otro país. Hasta ahí nada de anormal. Veamos la situación desde el punto de vista de una “radiografía social”. El Estado, con el dinero de todos los chilenos Trabajadores, paga toda la educación para que el ciudadano sea un profesional diplomado con el intuito de que mediante su experiencia y su dedicación preste el mejor servicio al pueblo de Chile, después de recibido su diploma. Lo que se ve es que el dinero empleado con este profesional es lo mismo que lanzarlo al agua. O mejor dicho “calentar la tetera para que otros (países) se beban el té”. Es dinero perdido. Dinero de los Trabajadores, quemado sin utilidad ninguna. Chile está lleno de estos ejemplos y los motivos son diversos, desde voluntarios, hasta el exilio por fuerza mayor. La derecha retrógrada soluciona esto cobrando de todos los estudiantes y les da libertad para irse a trabajar donde quieran después. Al final los estudiantes pagaron sus estudios. El problema es que se pierde la posibilidad de un profesional trabajar para y en el país. Muestra como la derecha encara como un simple comercio, a la educación. Creemos que un sistema mixto podría ser mejor. Dar educación e instrucción gratuita y luego exigir del estudiante un número de años de trabajo igual a los que estudió en el establecimiento superior, mediante un diploma “provisorio”. Sería una práctica obligatoria para todos los profesionales iniciantes. Después de lo cual se le daría un diploma definitivo y se le dejaría en libertad de trabajar donde quiera en el exterior. Sería una forma de pagar sus estudios y devolver a la sociedad lo que recibió. ¿Y Ud., qué opina? ¿Debería la nueva Constitución tratar de este asunto o lo dejamos con el Parlamento? OPINE. Es su derecho.

¿SABIA QUE EL SOCIALISMO DEMOCRÁTICO PRETENDE QUE TODOS LOS CIUDADANOS TENGAN ACCESO GRATUITO A LA SALUD Y A LA EDUCACIÓN PÚBLICAS SIN NECESIDAD DE UNA DICTADURA O PERDER EL SISTEMA DEMOCRÁTICO PLURIPARTIDISTA?

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: