PURO CHILE

LA SOLIDARIDAD

Mucho se habla de la solidaridad, pero poco es aplicada por todos. Cuando Hitler mataba los judíos, los oponentes demócratas y los comunistas en sus campos de concentración, pocas eran las voces que denunciaban aquello y se manifestaban rabiosamente por los crímenes cometidos. Lo mismo sucedía con las atrocidades cometidas por Lenin y Stalin en el nombre del comunismo en Rusia.

Cuando Fidel Castro y el Che Guevara descargaban toda su rabia fusilando ex-partidarios del régimen del mulato Batista en los famosos paredones, pocos se levantaron para denunciar eso. A pesar que el Che Guevara se jactaba de eso y prometía en las Naciones Unidas de Nueva York, en su discurso: “¡SÍ! Matamos y continuaremos matando a quien sea contra de nuestra linda revolución”. Pocos se levantaron en indignación, por sus palabras y acciones INSANAS MENTALMENTE y asesinas. Pocos se levantaban para denunciar Pinochet, que mandaba matar sus oponentes demócratas en cualquier parte del mundo en que se refugiaran. En que los Generales de Pinochet viajaban en la “Caravana de la Muerte” en helicópteros, matando opositores.

Maduro, en Venezuela, pisa la propia Constitución y no respeta ni las decisiones de su pueblo, al igual que Hugo Chávez. No respeta la separación de los poderes de la República; pues nombra él mismo los jueces de la Alta Corte (Tribunal Superior de Justicia); manda apresar los Gobernadores de los Estados del país que no son fieles a él; prohíbe las agrupaciones de partidos de oposición; manda cerrar los canales de TV que no le son favorables; manda entregar las empresas periodísticas de oposición a sus amigos y fieles seguidores (casi todos marxistas); manda perseguir y arrestar los dirigentes de las ONGs independientes; impide la entrega de medicamentos donados por EEUU; no acepta vacunas que no sean de países comunistas o pseudo-dictaduras, como Rusia; usa las vacunas para vacunar primero los integrantes del gobierno y sus partidarios; manda para el Brasil camiones con oxígeno, cuando falta para los hospitales de su país, apenas para efectos de propaganda; y miles de cosas más que demuestran que él no respeta ni su propia Constitución.

El Capítulo 5 del “Manifiesto Socialista Democrático de los Trabajadores no marxistas” dice claramente que debemos ser solidarios internacionalmente con todos los Trabajadores del mundo, con todas las Democracias, con la libertad, con la honestidad, con la seriedad, con la decencia, con el populismo – en el buen y correcto sentido –, con el Respeto a las leyes cuando democráticamente concebidas, con la observancia de los preceptos de justicia social ajustado a las normas democráticas, etc. Por eso somos solidarios con los demócratas que luchan por la salida de Maduro y su pandilla de deshonestos del gobierno ilegal, y la vuelta de la Democracia a Venezuela: una plena Democracia en que nadie pase hambre, como ahora se pasa.

¿En su nueva Constitución, Chile debería colocar que es un país solidario con la Democracia en el mundo? ¿Qué opina Ud.? ¡Opine, pues es su derecho!

https://socialismodemocratico.info (Lo mejor del Socialismo y de la Democracia).

INSTITUTO FILOSÓFICO DEMOKRATIS.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: