PURO CHILE

LOS TALIBANES

Los demócratas vemos con horror la toma de Afganistán por los talibanes. ¿Quiénes son los talibanes? Un grupo no mucho numeroso del norte de Afganistán que en verdad no superan los 10% de la población del país. Este grupo es altamente extremista musulmán y tiene una interpretación muy particular de su religión. Para ellos, la Sharia o guerra religiosa para imponer a la fuerza su dominio es algo divino. ¿Pero qué pretenden los talibanes? ¿Que los caracteriza? Los métodos usados por ellos para gobernar nos causan repulsión a los occidentales. Son métodos que nos llevan a acordarnos de métodos repugnantes de la Edad Media. Su crueldad no tiene límites. Su desprecio por la vida tampoco. Matar para ellos es un acto común. Si la víctima después se descubre que no era culpada, dicen que matarla no importaba nada, como era inocente, ella será transformada en un ángel por Dios (Alá). Y ellos serán premiados porque crearon un ángel (aunque del modo violento), pero lo hicieron en nombre de Alá.

La muerte de sus víctimas es también horrorosa. Si una mujer separada del marido y su ex marido aún vive, se envuelve con otro hombre, ella es condenada a muerte por pedradas en público, y la primera piedra en la cabeza debe ser dada por su padre. Solo es permitido si el marido muere primero que ella (queda viuda) o la ha devuelto. Mahoma lo hizo así. Cientos de mujeres fueron ejecutadas en Cabul cuando ellos gobernaban Afganistán hace 20 años. Occidentales que presenciaron dichos actos, dicen que en el estadio de futbol antes de la partida comenzar ejecutaban a pedradas dos o tres mujeres. Era un espectáculo horrendo y nauseabundo. De una crueldad máxima, nunca antes vista (Las feministas de Chile están mudas). Las mujeres, según ellos, deben apenas ser objetos de reproducción. No pueden andar con nada al aire en las calles, ni los brazos. Todo es cubierto por una túnica de tejido negro especial. Las mujeres están prohibidas de estudiar, solo pueden quedarse en casa y aprender a cocinar. No pueden dirigir autos. No pueden saber leer.

El sistema de gobierno es una dictadura rígida, peor que las dictaduras comunistas. El poder supremo lo tiene un califa, que es asesorado por un sacerdote máximo (Muslin) que manda en todo y en todos y lo advierte lo que puede hacer ordenar y no hacer y no ordenar.

El homosexualismo entre hombres y mujeres también es penalizado con la muerte, pero el Califa y sus amigos pueden servirse de los niños y niñas a su “bel placer” con discreción (en secreto). Si alguien los denuncia, o se opone, tendrá su cabeza cortada o su pescuezo degollado por difamación.

La organización es feudal. Su máximo exponente es el Califa, que si tiene la aprobación del Muslin, sus deseos son órdenes que deben ser cumplidas rigurosamente. No existe Parlamento y la asamblea de los ancianos es consultada solo cuando el Califa tiene una duda y el Muslin también.

Casi no hay moneda (muy poca). Las transacciones se hacen por el método de trueque. No se puede pintar la figura humana y quien lo hace recibe 50 chicoteadas en público por ofensa a Alá. Solo es aceptada la fotografía después de una autorización especial del Muslin. Las niñas a los 12 años o cuando comiencen a menstruar (lo que ocurra primero) deben ser entregadas para casamiento, gusten o no gusten. Muchas conocen al marido en la fiesta de casamiento. La mujer que se opone a dormir con su marido por cualquier motivo puede ser devuelta a la familia y el marido pedir indemnización con multa. La mujer generalmente recibe una paliza de los miembros de la familia. Muchas no resisten y mueren. Es una costumbre de ellos. Los hombres pueden tener cuantas mujeres quieran y puedan alimentar. Pueden venderlas y cambiarlas como vacas. (¿Qué dicen las feministas chilenas? ¡NADA!).  Al final el Partido Comunista es colaborador oficial. A pesar que no se soportan. El cristianismo es prohibido y penalizado. No hay iglesias y las que hay son destruidas.

Lo más extraño resulta saber que los talibanes se tomaron todo el territorio del país incluyendo su capital Cabul. ¿Cómo es posible que 70 mil talibanes vencieran a 300 mil soldados del gobierno? Nos recuerda Cuba que Fidel con 150 hombres se tomó toda Cuba enfrentando (?) 120.000 soldados del negro Batista. Tanto Fidel como los talibanes entraran en sus capitales sin disparar un tiro. ¿No había nadie dispuesto a defender la Democracia?

¡¡¡Algo huele mal en esta historia!!! La historia se repite.

¿Nuestra nueva Constitución nos dará protección contra os talibanes extremistas de Chile? ¿Qué opina Ud.? Opine, pues es su derecho. ¿Nuestras FFAA entregarán Santiago a los terroristas sin disparar un tiro siquiera?

https://socialismodemocratico.info

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: