PURO CHILE

¿POR QUÉ LUCHAR?

En el capítulo VIII (8) y último del “Manifiesto Socialista Democrático” de los Trabajadores no marxistas, de carácter internacional (vale para todos los países y pueblos del mundo), se afirma que tenemos el “derecho” de difundir nuestros objetivos y el “deber” de hacerlo en forma pacífica. En los países dominados por una dictadura como Cuba y Corea del Norte, esto es imposible. Los totalitarios antidemocráticos se dan el derecho de hacer callar a las personas que tienen pensamientos diferentes a sus dictaduras y, los que se atreven a discutir los poderes que ellos (los totalitarios) se han dado a fuerza de balas, son enviados a la cárcel o campos de concentración, al más puro estilo nazista estalinista. En estas dictaduras, los Trabajadores solo tienen el derecho de alabar a la dictadura. Todos los demás derechos sublimes tales como la “libertad de expresión”, son aplastados por la dictadura. Los Trabajadores reciben las órdenes y directrices del gerente comisario político con un “amén”. No existe la posibilidad de disentir, protestar o aún declarar una huelga, porque es prohibido. Y quien lo intenta ya sabe lo que le espera.

Las dictaduras son el más asqueroso sistema de gobierno que existe en el mundo. Sean de los fascistas de derecha o de los marxistas. Los Demócratas somos pisoteados y humillados por los totalitarios. Por eso los Socialistas Democráticos tenemos enormes dificultades de expresar nuestros nobles objetivos para construir una sociedad más justa socialmente: Socialista (Justicia social) y Democrática (Libertad).

El respeto con las ideas de los otros es una cuestión que honra de la Democracia, pero defenderla de los que quieren destruirla, también lo es. Aprovechamos la oportunidad de protestar enérgicamente contra el reciente envenenamiento de ALEXEI LAVALNY, líder de la oposición al dictador de Rusia (Putin). Antiguamente los opositores a Stalin se suicidaban con dos balas en la cabeza. Hoy, los opositores de Putin, se envenenan y nadie sabe cómo, ni de dónde salió el veneno. Crea si quiere y si puede.

¿Quiere un sistema así para Chile? ¿Una nueva Constitución chilena debe protegernos de algo así? ¡¡OPINE!! ¡Es su derecho!

“EL PENSAMIENTO DEMOCRÁTICO ES INTERNACIONAL. NO PERTENECE A NINGUN PAÍS EN ESPECIAL”.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: