COPIAR PARA MEJORAR

Varios países han usado el sistema de “copiar para mejorar”. Consiste en copiar de otros países, así como de situaciones pasadas exitosas, actividades y sistemas para mejorar su país y la vida de sus ciudadanos. Es el caso más visible del Japón y de Alemania. Países que quedaron devastados por la derrota después de la Segunda Guerra Mundial. Esta misma metodología ha sido adoptada por países como Corea del Sur e, incluso, el micro-estado de Singapur. Todos han tenido pleno éxito en sus proyectos. Y la vida de sus ciudadanos es hoy mucho mejor que antes. Lo más impactante, es que en todos ellos el comunismo ha sido atrofiado, cuando no prohibido. Lo que demuestra la inutilidad del mismo. La misma Unión Soviética, cuando abandonó el comunismo y volvió a ser la Rusia como país autónomo sin comunismo, tuvo avanzos espectaculares en la vida de la sociedad y de sus ciudadanos.

No hay duda que Chile debería seguir los buenos ejemplos y abandonar los malos. Como buen ejemplo, debería prohibir los partidos totalitarios, como el fascista y el comunista. Como mal ejemplo, y no seguirlo, está el caso de Venezuela, en que lo más patético es la indiferencia cómplice de las FFAA en el Socialismo marxista impulsado por el dictador Maduro; asegurada por su falta de independencia del poder político. Su antecesor, Chaves, impuso una nueva Constitución en que se garantiza a sus ciudadanos vivienda, empleo, salud, educación, protección, etc., y nada de eso es cumplido por la dictadura (ahí está el gran y enorme éxodo de venezolanos que huyen de su país y de la dictadura), lo que demuestra que colocar cosas como esas en una Constitución no es garantía ninguna para el ciudadano. Chile debería aprender con eso.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: