PURO CHILE

CUMPLIR ÓRDENES

Siempre los asesinos, después de las guerras mundiales y fratricidas, decían en su defensa que apenas estaban cumpliendo órdenes. Por eso mataban, torturaban, violaban, robaban y cometían mil delitos más. Pero se olvidaban de una “máxima” de la civilización que dice: “órdenes criminales e irracionales no se cumplen”.  Quien las ejecuta es tan culpado como aquel que las ordena. Los nazistas ejecutaban irracionalmente a los judíos apenas por ser judíos. Los ejecutores sabían que eso era una irracionalidad. Sin embargo, los aliados decidieron solo juzgar a los mandantes de tales crímenes y los ejecutores salieron ilesos de sus crímenes.

Stalin quería ejecutar “sumariamente” (sin juicio) 15.000 oficiales de las Fuerzas Armadas Nazistas derrotadas. No quería ejecutar ninguno de los asesinos ejecutores porque estos apenas recibían órdenes superiores y eran proletarios.  Winston Churchill se opuso a eso y dijo que serían juzgados todos los responsables, y los culpados castigados conforme las leyes Internacionales. Parecía más lógico y más racional. Esto provocó la ejecución de poquísimos criminales nazis y muchos y muchos fueron perdonados (y ni juzgados). Según el punto de vista de Stalin, los proletarios no son culpados cuando cometen crímenes bajo órdenes, pero los burgueses sí.  Este peculiar y primitivo punto de vista carece de toda fundamentación racional.

Cuando Stalin se refería a los burgueses, se refería a los demócratas que eran activos. Los que se oponían a todas las dictaduras. Los mismos que Adolfo Hitler mandaba para los campos de concentración junto con los judíos, los comunistas y otros. Cuando Pinochet dejó el poder y ya, casi senil, dijo “que todo que pasaba en Chile era obra de él”, lógicamente se echaba las flores para sí mismo, así como la culpa de todo lo malo; y con eso creía que podría absolver a los asesinos y criminales que lo ayudaron a cometer los crímenes contra los comunistas y contra los demócratas.

Es verdad que muchos demócratas prefirieron quedarse quietos y callados para no sufrir las persecuciones de la dictadura y por eso sufrieron poco físicamente, lo que no se puede decir lo mismo, psicológicamente. Aquí, la máxima internacional de la racionalidad: “órdenes idiotas y criminales no se obedecen”, también tiene todo su valor. Los que ayudaron a Pinochet, Fidel Castro, Stalin y Franco son de dos tipos: los que ordenaron los crímenes y los que los ejecutaron.  Los dos son igualmente responsables y merecían ser juzgados y punidos. Pero la realidad, infelizmente, es otra.

Chile hará una nueva Constitución, ¿Ud. cree que deberíamos destinar unas líneas a este problema?

¿SABÍA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (PLURIPARTIDISMO) Y ES CONTRA TODA DICTADURA, COMO TODO DEMÓCRATA ES?

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: