PURO CHILE

KERENSKI

Kerenski, político ruso, llegó a Primer Ministro e intentó hacer una Democracia respetando todo y todos. Cometió el error de continuar la guerra contra los alemanes, mientras era apuñalado por las espaldas por los bolcheviques. Cuando mandó prender a Lenin por agitador y revoltoso, ya era demasiado tarde. Lenin prometía el fin de la guerra, abundancia de todo para todos por la aplicación de la economía planificada, pero nada decía sobre instituir una dictadura. Nada decía sobre suprimir todos los demás partidos políticos, cerrar y prohibir los diarios independientes, dejando solo los periódicos bolcheviques. Lenin prometía el cielo y la tierra a todos, especialmente a los operarios y soldados. Decía mentiras sobre mentiras. Discursaba diciendo que la tierra sería entregada a los campesinos. Mentira, ninguna tierra fue entregada a los Trabajadores. Las fábricas y los sindicatos pasaron a ser administrados no por los operarios como prometido, sino que por comisarios políticos. Kerenski luchó bravamente contra los alemanes y contra los bolcheviques. Derrotado internamente, huyó para Inglaterra y luego USA. Nadie sabía cómo era el comportamiento de los bolcheviques-comunistas. Ni Kerenski sabía. Por eso se dice normalmente, que el error de los políticos es no saber reconocer su enemigo. Kerenski era un Demócrata y trataba los comunistas como adversarios, cuando descubrió que ellos eran realmente sus enemigos, peor que los alemanes, ya no había nada que hacer, los comunistas estaban dando el golpe de Estado en Petrogrado y luego en Moscú. Podemos decir con toda seguridad, que Kerenski fue la primera víctima Demócrata de los irracionales comunistas. Debemos a Kerenski el error de creer que los comunistas se comportan como cualquier otro partido político. Gracias a la desgracia de Kerenski, es que sabemos que los comunistas son de dos caras, antes (buenos) y después (malos). Juzgar a Kerenski por no haber luchado contra los bolcheviques, usando toda la fuerza legal y dejando el ejército de manos atadas, es por lo menos, injusto. Los Socialistas Democráticos, aliados de los Bolcheviques, también fueron traicionados por estos individuos, cuando prometieron una Asamblea Constituyente y luego la cancelaron a fuerza. Creer en los comunistas es pura pérdida de tiempo. Los comunistas no cumplen los acuerdos ni respetan su palabra. Confiar en ellos es una estupidez. Prometieron democracia e hicieron una Dictadura. Creemos que debemos hacer una nueva Constitución chilena y colocar estos individuos fuera de la ley. Vote por “¡¡APRUEBO!!”.

“LOS TOTALITARIOS NO TIENEN ÉTICA NINGUNA”. (Traducido de DEMOCRACIA E TOTALITARISMO. Rio de Janeiro: Ed. Agel – Brasil, 1985, por Sergio Raúl Menares Becker).

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: