PURO CHILE

NO ERA UN DEMÓCRATA

Realmente no era un Demócrata. Nikolai Bukharin era un dos ideólogos más cercanos a Lenin. Era un bolchevique-comunista 100%.  Odiaba a la Democracia y era un excelente justificador teórico de todas las “barbaridades” que hacia el reciente gobierno bolchevique al mando de Lenin. Los comunistas lo adoraban. Fue redactor director del diario Pravda junto con la hermana de Lenin. Lenin lo quería tanto que lo mandó a tratarse de la salud a Alemania con todo pagado por el gobierno comunista. No levantó ni un dedo cuando Lenin mandó eliminar la Asamblea Constituyente después de apenas una sesión, cuando vio que había muchos Demócratas en ella y las tesis de los bolcheviques serian criticadas al extremo. Tampoco dio un “pio” cuando los bolcheviques decidieron encarcelar los ministros de Estado de Kerenski sin ningún motivo. Tampoco dijo nada, muy por el contrario apoyó la disolución arbitraria de la Duma (Parlamento) en Petrogrado (un verdadero golpe de Estado) y todos sus miembros antibolcheviques fueron enviados a la cárcel. Amigo íntimo de Stalin y de la mujer de él (esta última se suicidó cuando conoció el verdadero Stalin). Se puso del lado de Stalin cuando Trotski fue expulso del gobierno revolucionario. No levantó la voz y ni un dedo para apoyarlo o criticar Stalin. Su antipatía con Stalin comenzó cuando se opuso a la idea de Stalin de: “Primero cumplir las obligaciones de exportación de granos y lo que sobrara, era para el pueblo”. Bukharin, proponía: “Primero el pueblo y lo que sobrara podía ser exportado”. Para que sobrara más proponía que se mantuviera la NEP (Nueva Política Económica de Lenin) y Stalin decía como esa política era “transitoria” había que eliminarla y colectivizar el campo. Una vez, Bukharin estaba almorzando y accidentalmente quebró un vaso de vidrio. Pidió para que le cambiaran el plato. Un accidente común a todo el mundo y normalmente sin consecuencias. En el juicio de 1930, se le acusó de echar vidrio molido en los platos de los camaradas. Tamaña era la estupidez de odio de Stalin que usaba pequeños incidentes sin valor ninguno para acusar – con mentiras – sus camaradas que no lo apoyaban 100%. También fue acusado de “agente Trotkista”. Fue muerto con un tiro en la nuca en la prisión de Lublianka. Dicen que cuando Stalin fue comunicado de su muerte, dice: “ahora solo falta Trotski”. ¿Debemos hacer una Nueva Constitución para evitar extremistas como estes? ¿Y Ud., qué opina? OPINE. Es su derecho.

“AFIRMO QUE NINGUNA PERSONA QUE PIENSE Y SEA CULTA, PUEDE MANTENERSE APOLÍTICA”. (Nikolai Bukharin – Ideólogo comunista ruso muerto por Stalin en 1930 a los 50 años de edad). Sus apoyadores también fueron muertos. Moral de la historia: en las dictaduras, nadie está seguro.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: