PURO CHILE

LA FUERTE TENTACIÓN

Uno de los grandes y graves problemas que tiene el Socialismo Democrático es la fuerte tentación consumista de las personas y su lucha por reducirla al máximo. En el Capitalismo puro, vemos como filosóficamente se incentiva a todas las personas para que sean consumistas. Ellos dicen que la frase simplista: “más consumo, más dinámica es la sociedad” es verdadera (pero se olvidan de hacer referencia a la “injusticia social”). En el capitalismo, eso no importa nada. Cada uno puede tener cuantas casas y autos quiera. Cuanto más, mejor… En el marxismo-comunismo, el consumismo es penalizado. Está prohibido, y nadie puede tener dos casas o dos autos (excepto los comunistas del Partido: Dacha).

En el sistema Socialista Democrático se puede tener cuantas casas y autos quiera o pueda; pero hay una penalización financiera. Tener una casa y un auto, significará un impuesto mínimo, para facilitar a los más pobres que también puedan hacerlo, obtener y mantener lo mismo. Pero tener dos casas y dos autos, significará un impuesto “triple” y no “doble”. De esta forma habrá un freno para el consumismo.

Otra cosa importante a considerar es el hecho que el consumismo está muy asociado a la corrupción. Los corruptos quieren robar más dinero para tener MÁS. Consumir más, aunque no lo precisen. Los impuestos progresivos a la propiedad en forma logarítmica en lugar de la forma aritmética, ayudan a que el consumismo sea reducido y no incentivado. Más dinero para la parte social del sistema es algo MUY BUENO. Más dinero para el consumismo superfluo, es MUY MALO. Que quede claro, que el Socialismo Democrático no evita ni prohibe el consumismo, pero lo desestimula.

Ahora un relato verdadero de un caso de consumismo castigado con la muerte. Un alto oficial, General del Ejército Cubano, fue convidado por el general Noriega (pro-marxista y traficante) de Panamá (cuando Panamá tenía FFAA) para visitar el país y coordinar actividades en común. A la vuelta, ese General llevó a Cuba, en el avión diplomático, un lindo refrigerador que compró en Panamá. Le pidió a su ayudante que lo desembarcara sin declararlo. Así fue hecho. El General se quedó con 2 refrigeradores en casa, pues ya tenía uno. Cuando se descubrió lo que había hecho, fue acusado de “consumista traidor de la revolución”. LLevado a juicio militar, se le sentenció a muerte, pues era una afrenta el tener 2 refrigeradores, cuando la mayoría de los hogares de Cuba no tenía ninguno. Se le ofreció perdonar la vida si reconocía su error. Aceptó y declaró: “Reconozco que traicioné a la revolución”. Lo hizo por escrito (según cuenta su viuda). Al día siguiente, Fidel Castro mandó fusilarlo. De este relato (como hay miles y miles de casos) se desprenden dos cosas: (1) los comunistas fusilan a las personas por delitos menores, son unos canallas , no tienen aprecio ni respeto por la vida (los Socialistas Democráticos estamos contra la pena de muerte). (2) no se puede confiar en la palabra de los comunistas: simplemente no la cumplen.

Vote APRUEBO para dejar a los totalitarios en el lugar que nos dejan en Cuba.

LA “FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA” REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD). Tenemos ASCO de las dictaduras.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: