PURO CHILE

LA UTOPIA AGRARIA

Así fue llamada la experiencia de los ultracomunistas de Camboya (Kampuchea) dirigida por el líder del Partido Comunista de ese país: Pol Pot. Pol Pot trató de llegar al poder en Camboya mediante elecciones democráticas. En ellas perdió todas las veces que participó directa o indirectamente. Decidido a tomar el poder a cualquier costo, inició una guerrilla llamada Khmer Rojo desde las selvas del interior. Lejos de las fuentes principales de alimentos, pasó mucha hambre en una selva poco productiva. “Cuando tomar el poder, obligaremos a todos a ir al campo a producir alimentos hasta que sobren”. Dijo a sus seguidores. “No pasaremos más hambre”. También decía que el símbolo del comunismo era la “Hoz para producir alimentos y el Martillo para golpear la cabeza de los enemigos hasta matarlos”.  Tomó el poder (1975), aprovechándose de un golpe de estado dado por la derecha. Este golpe desagradó a la mayoría de los ciudadanos que decidieron apoyar Pol Pot. Cuando Pol Pot tomó el gobierno con la entrada de sus tanques, inició el proceso de “la utopía comunista agraria”. Todo el mundo fue enviado para el campo. Nadie en las ciudades excepto mujeres y niños. Quien no obedecer, era muerto, “ipso-facto”. Había gente inapta para el campo como los intelectuales. Entonces los mataron a todos. Los que hablaban dos lenguas eran presos y torturados hasta que confesaran que eran espías. Después los mataban (Pol Pot hablaba francés también; pero nada le pasó). No se podía escuchar radio en otra lengua que no fuera la camboyana. Si lo pillaban lo mataban y uno de sus hijos primero como castigo “extra”. No se podía tener libros en otra lengua. En Inglés era muerte segura. Auto, tenía que entregarlo al Khmer Rojo y un año de castigo en una hacienda colectiva, en verdad era un campo de concentración. La leche de las vacas era no para los niños, sino que para los guerrilleros comunistas. La desobediencia era pagada con una bala en la cabeza, o golpe de culata de carabina hasta morir, para economizar balas. Se sospecha que las cifras oficiales están muy por debajo de la realidad ya que falta un millón de personas perdidas. En total seria de 2,5 millones de asesinados, en verdad. ¿¿Los Partidos Comunistas de la URSS y de la China Comunista, declararon neutralidad (neutralidad para un homicidio de 2,5 millones de personas?? ¡Créalo si puede! Eso se llama “canallada”). El Partido Comunista de Vietnam – en 1979 – ordenó el fin de los asesinatos en su vecino (Camboya). Pol Pot los mandó callarse y que no se metieran donde no debían. El ejército vietnamita avanzó, derribó y derrotó Pol Pot en 2 meses. Pol Pot huyó para la selva nuevamente donde años más tarde murió del corazón. Los vietnamitas encontraron cementerios llenos de esqueletos humanos por miles y miles. Pol Pot mató (asesinó) un cuarto de la población de Camboya en nombre de un ideal comunista, a sangre y fuego, con la complicidad silenciosa de la mitad de los partidos comunistas del mundo. Me acuerdo cuando el PC de Chile con Corbalán al frente daba todo su apoyo incondicional “al camarada Pol Pot” (a propósito lo único bueno de Corbalán era su linda hija que era mi compañera – solo compañera – en la U. de Chile). ¿Quiere un Pol Pot para Chile? ¡¡¡Vote APRUEBO y demos a “ellos” el mismo tratamiento que nos dan en Cuba!!! Eso se llama “LEY DE LA RECIPROCIDAD”.

“LA DEMOCRACIA ES INTERNACIONAL, COMO EL AIRE SOBRE LA TIERRA” (Traducción de “DEMOCRACIA E TOTALITARISMO – Reflexões”. Rio de Janeiro: Ed. Agel, 1985, por Sergio Menares.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: