PURO CHILE

LAS FFAA

El Capítulo 7 del Manifiesto Socialista Democrático trata en su integridad el pensamiento del Socialismo Democrático con referencia a las FFAA y la policía en general. En resumen dice que las FFAA (cuando existan: “por fuerza mayor”) deben ser absolutamente independientes y deben formar un Poder del Estado: el Poder Defensivo. No pueden ser usadas políticamente ni para usos particulares. Son de la nación y deben jurar defender la patria y su Constitución. En ésta debe estar claro su papel profesional y la garantía de su independencia. Sus comandantes tienen que ser designados por ellos mismos, obedeciendo criterios profesionales. El Gobierno político no tiene nada que meterse en ello.   La fuerza policial puede ser administrada por el gobierno político, pero en forma apolítica “suprapartidaria” y profesional, también.

Recientemente tenemos el desagradable caso del Brasil en que el Gobierno ha cambiado todos los altos comandantes de las FFAA, prácticamente sin causa ninguna y sin ningún objetivo. Ya no bastaba para este hermoso y gran país estar asolado por la tremenda pandemia universal del Covid-19, con casi 4 mil muertos en un día solamente (3.785) exactamente), sino que ahora enfrenta una nueva crisis de carácter militar, provocada por el inestable presidente del país, el ultraderechista y extremista Jair Bolsonaro.

Veamos más detalladamente el caso. El desfecho sucedido en esta última semana de marzo de 2021 se inicia el mes pasado, cuando el Presidente fui invitado a una ceremonia del ejército en la cual estaba presente el Comandante Supremo del Ejercito. Este recibió al Presidente, el cual lo saludó extendiendo-le la mano, pero el General le respondió con el codo, como mandan los protocolos de salud anti-Covid-19. El Presidente entendió que el General estaba haciendo caso a los protocolos de salud que recomiendan los médicos. Es decir, demostraba preocupación por el Covid-19. Como el Presidente ha dicho que esta pandemia es un exagero porque la enfermedad no pasa de una “gripecita”, lo tomó como una ofensa por parte del General. Se quedó molesto.

Días después el Presidente en una rueda de prensa se dirigió al país mencionando al ejército como: “mi ejército”.  En la semana siguiente, en un discurso a la tropa y oficiales, el General en Jefe dijo que: “El ejército brasileño no era de nadie en particular. Era del país todo, y su deber era para con el país y la Constitución. Era una institución del Estado y no del Gobierno político de turno. Que no deseaba entrometerse en la política ni dejar que la política se entrometiera en el Ejército”.

Varias autoridades en público y privadamente dieron su opinión al respeto. Los espías de Bolsonaro le contaron todo. El vice-Presidente dijo: “Realmente el General en Jefe del ejército tiene razón. Cuando entra al cuartel la política por una puerta, sale por la otra toda la disciplina y obediencia”. Los otros Jefes de la Armada y de la Aviación, en privado, dieron todo el apoyo a las palabras del General. Jair Bolsonaro, prometió vengarse.

La venganza del Presidente vino esta semana, cuando le pidió al Ministro de Defensa que expulsara de las filas a los comandantes de las tres armas. El ministro dijo que lo haría después que el Presidente le dijera la razón de ello. Jair Bolsonaro le dijo que simplemente ese era el deseo de él y que la Constitución lo permitía y lo protegía. A lo que el ministro le respondió: “Perdóneme, Sr. Presidente, esa no es una razón justificable y no dimitiré nadie por ese motivo, aun mas militares con ese nivel y con un sentido profesional altísimo como ellos tienen”. Inmediatamente Jair Bolsonaro dimitió al ministro y lo cambió por otro, con la condición que echara a los tres Jefes de las tres Armas. Y así fueron echados los tres Comandantes en Jefe del Ejército, la Marina y la Aeronáutica.

La prensa internacional destaca este hecho que ha provocado una injusticia abominable, ya que los tres comandantes fueron grandes administradores de sus áreas y excelentes profesionales. El ejército cuenta con más de un millón de soldados regulares y más de tres millones en la reserva, constituyendo el mayor ejercito de América Latina. La armada brasileña cuenta con la mayor flota de navíos de guerra del continente, y la aeronáutica cuenta con los más modernos aviones de origen Sueca en América y de innúmeros aviones diversos, nacionales e importados. Son las mayores y mejores FFAA de “autodefensa” que existe.

Jair Bolsonaro ya dijo, en forma que en se sentía su molestia, que no podría intervenir en Venezuela para sacar a Maduro del poder, como a él le gustaría, porque la Constitución brasileña prohíbe que las FFAA hagan guerra fuera de los límites del país; pasen la frontera.

Todo esto se podría evitar si la Constitución brasileña dijera simplemente que las FFAA deberian ser independientes de todo otro Poder, y ellas debían constituir un Poder en separado (autónomo) llamado “Poder Defensivo”. Esto no lo pensó el Doctor Ulisses Guimarães cuando era Presidente de la Asamblea que hizo la actual Constitución (Dr. Ulisses Guimarães, lanzó la famosa frase: “Tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras”).

Haremos una nueva Constitución para Chile, ¿no cree Ud. que deberíamos tratar este asunto? ¿Ya pensó en las FFAA administradas y bajo las órdenes del presidente comunista Jadue con especialistas y técnicos cubanos y venezolanos? ¿Se acuerda de Allende y el General Bachelet? ¡Opine, pues es su derecho!

SABÍA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD) Y ES ANTIMARXISTA, COMO TODO DEMÓCRATA ES.

www.socialismodemocratico.info

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: