PURO CHILE

LOS INÚTILES

Muchas personas se preguntan: ¿quiénes son los fascistas? ¿Dónde están los fascistas? ¿Cómo se identifica un fascista? Todos sabemos mucho sobre los comunistas. Sabemos dónde están, qué hacen, cómo son y donde encontrarlos. De los comunistas sabemos mucho; pero de los fascistas sabemos poco. ¿Existen realmente? Los fascistas de hoy guardan poca semejanza con los fascistas creados por Benito Mussolini en Italia. Sin embargo, conservan muchas características importantes que los identifican. Veamos cuales son:

  • Son extremadamente nacionalistas;
  • Demuestran amor demasiado exaltado por la patria, por las FFAA (solo si son anticomunistas);
  • Creen que el trabajo dignifica y resuelve todos los problemas del mundo;
  • Creen que siempre hay trabajo para todos y quien no trabaja es porque no quiere;
  • Todos los cesantes son para ellos unos “inútiles”, y por eso no encuentran Trabajo. No hay nadie que justificadamente desee dar Trabajo a un inútil;
  • Tampoco se preocupan en solucionar el problema que, según ellos, no es por falta de Trabajo, sino que por su propia incapacidad.

Muchos de estos fascistas se dicen cristianos, pero se olvidan (o se niegan) de la premisa de CRISTO: “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Para los fascistas, los inútiles como ellos llaman a los cesantes, no merecen ser amados. ¿Dónde se encuentran estos fascistas? Ellos están entre nosotros y normalmente viven callados, para no ser identificados. Sin embargo basta ver las redes sociales para ver cómo están visibles y vivos como las arañas. Ladran y gritan como perros rabiosos o hienas. Se dicen de derecha, pero se niegan aceptar que son de la extrema derecha, la derecha no Democrática. Son partidarios de la dictadura, civil o militar, cuanto más feroz de la extrema derecha, mejor. Son fervorosos admiradores del dictador fallecido Pinochet que tiene a su favor el habernos librado de un sistema marxista tipo cubano, que los comunistas y sus aliados nos llevaban sin sombra de dudas, pero tiene el pecado de hacerlo, pisoteando la Democracia, cerrando el Parlamento, robando y favoreciendo a su familia y amigos sin importarle ni un pio la opinión de los Demócratas del mundo todo. Los fascistas solo ven el lado del dictador que les conviene.

Los Trabajadores Socialistas Democráticos somos antimarxistas y también somos antifascistas. Somos contra todas las dictaduras. La nueva Constitución chilena debería prohibir la participación de los partidos totalitarios (los fascistas y los comunistas) de su vida política, pues atentan contra la Democracia visiblemente o veladamente. Sería algo muy bueno para los Trabajadores y para todos los chilenos.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: