PURO CHILE

LOS KULAKS Y LOS GULAGS

Los campos de prisioneros existían en Rusia desde la época de los zares. Eran destinados a bandidos y presos de todo tipo. Los presos por asuntos políticos (¿menos peligrosos?) eran destinados a la Siberia Occidental, que en el invierno de tan frío que era, mal se podía salir a tomar aire, a pesar de no haber rejas ni prohibición de salir de las cabañas. Allí, los presos políticos podían libremente conversar entre ellos. Confraternizar y conocerse mejor. No diremos que era un “Hotel de Campo”, pero era muchísimo mejor que estar preso en un “campo de presos”. A ellos les era permitido rezar pero los demás presos no dejaban hacerlo.

Cuando vinieron los comunistas y la Unión Soviética con Stalin a la cabeza, las cosas empeoraron mucho. Fueron creados los “campos de concentración” (que Hitler después los copiaría). Estos eran para mantener presos a los “contrarios al marxismo”. También fueron creados los GULAGS, destinados a mantener presos a los “KULAKS”. Estos eran campesinos dueños de tierras que no querían entregarla voluntariamente al Estado comunista. Bastaba ser propietario de un mínimo de 3,6 hectáreas, para ser obligado a entregar (dar) la tierra (sin compensación) y quedarse a disposición del comisario político de la región, con toda su familia. Los Kulaks que se negaban a esto, eran enviados presos al Gulag junto con su familia.

Stalin, viendo que era un trabajo demás el seleccionar los presos, mandó que tanto los Gulags, como los campos de presos, como las cárceles, sirvieran para meter confinado a todo el mundo que se oponía al comunismo. Muchas doncellas aristocráticas presas con sus familias, se casaron con los guardias comunistas, para así tener un poco más de pan que comer. Fueron ellas, principalmente, las que mantuvieron la religiosidad cristiana, transmitiéndola a sus hijos. Fueron las famosas “Babushkas”, abuelas de las actuales madres.

La religiosidad cristiana fue transmitida solo por vía oral pues estaba prohibido visitar las iglesias y mucho menos rezar, lo que se hacía a escondidas.

Actualmente existen más de 25 iglesias cristianas reacondicionadas que sobrevivieron, ya que fueron usadas como central política, depósito de cereales, centro de soldados, etc. Eran más de 300 en la época del Zar. Casi todas fueron destruidas por los comunistas. Decían los comisarios políticos del Partido Comunista que las iglesias debían tener un uso civil, cuanto más indigno mejor.

El ateísmo era la moda comunista. La anti-religiosidad era bien visto por los marxistas.

Los impuestos fueron eliminados. El verdadero impuesto al Trabajador, fue su bajo sueldo. Es lo que existe hasta ahora en Cuba (Un médico gana US$ 18 al mes. Piense en esto). Fue establecido que, todos los que se oponían al marxismo eran canallas y precisaban ser castigados. Los Demócratas desaparecieron (los que tuvieron la suerte de sobrevivir se callaron o se escondieron). La revolución comunista rusa, sirvió para conocer a los marxistas. Saber cómo actuarían con los demás cuando tuvieran todo el poder.

Los Gulags solo fueron suprimidos, cuando asumió Gorbachov al poder. Como dice el Politólogo cubano Carlos Alberto Montaner: “El mayor peligro de un político demócrata, es no saber identificar su verdadero enemigo”. Eso es muy común en Chile, en que vemos alianzas de “culebras comunistas” con “hamsters” (conejillos de India) de la Democracia, metidos voluntariamente en un mismo saco. Una nueva Constitución chilena debería prohibir el partido de los totalitarios que quedaron después de Pinochet. ¿No cree Ud.? ¡¡OPINE!! Es su derecho.

“LOS GOBIERNOS QUE TORTURAN A SUS OPOSITORES, JAMÁS PODRÁN SER CONSIDERADOS DEMOCRÁTICOS”. (Traducción de “DEMOCRACIA E TOTALITARISMO – Reflexões”. Rio de Janeiro: Ed. Agel – Brasil, 1985, por Sergio Raul Menares Becker).

LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD).

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: