PURO CHILE

SACAR AL PRESIDENTE

Consideraremos al Presidente como el Jefe del Ejecutivo solamente, siendo otra persona el Jefe de Estado.  En la mayoría de los países el Presidente es el Jefe del Gobierno y también el jefe de Estado; acumula los dos cargos. Esto no es lo mejor para una nación, pero es un error consumado por la mayoría de los países, y conviven con él – no siempre bien. Para nuestro caso de referencia, indicaremos simplemente como Presidente. En varios países de América Latina, sus Constituciones dejan abierta la posibilidad de expulsar del cargo de Presidente a quien lo ejerce cuando este lo usa mal o provoca algo de ruin para su mandato o para el país o para la Democracia. En Brasil, lo llaman “impeachment” y lo autorizan hacerlo al Parlamento por mayoría de 2/3. En Cuba, Fidel Castro introdujo en su Constitución que los cubanos podían juntar firmas en cantidad necesaria para pedir al Parlamento que pidiera la renuncia al Primer Ministro y nombrara otro. En Venezuela, Hugo Chávez también introdujo en su Constitución que en la mitad del periodo presidencial el Parlamento podría destituir al Presidente; y así es en otros países también.

Tanto en Cuba como en Venezuela ya se intentaron los preceptos legales para hacer efectiva la petición del “impedimento” y ejecutar el proceso solicitado, pero los proyectos fueron ignorados por las dictaduras de esos países y negados sin explicar motivo alguno.  Es decir, preceptos colocados en la Constitución y simplemente no cumplidos por la dictadura. ¿A quién reclamar? ¿En una dictadura? Dicen que los Tribunales Superiores hasta se niegan a recibir las quejas y los que las presentan son amenazados con cárcel por “provocadores” de instabilidad social. En una dictadura, lo que está escrito en la Constitución del país es “letra muerta”, lo que vale es la decisión del dictador y su corte. Engañan al pueblo, mostrando la Constitución por la TV con ella en la mano como si realmente fuera un documento de poder y respetado por ellos, como lo hacía el demagogo y canalla de Hugo Chávez, pero en verdad es apenas un grosero acto circense.

En Chile estamos haciendo un borrador de una nueva Constitución a ser propuesta al pueblo de Chile. En esta propuesta, nos gustaría ver que el Jefe de Gobierno es uno y el Jefe de Estado es otro. Pero lo más interesante es ver cómo el pueblo o el Parlamento puede destituir legalmente el Jefe de Gobierno o el Jefe de Estado cuando alguno de ellos no merezca continuar en el cargo.

Apareció en las redes sociales:

“Mucho antes y después de estudiar trabajamos para poder pagar los estudios, ropas, vacaciones, el cine, un week-end con la polola, etc.  Boric al contrario, saltó de la mesada del papá, al quintil de los más ricos como diputado.  No tiene experiencia ninguna, pues nunca marcó un punto horario de Trabajo en parte alguna, como miles y miles de Trabajadores hacemos. ¿Queremos un Presidente así?  ¿¿Le pasaríamos el comando de un avión Jumbo lleno de pasajeros a quien nunca voló?? No somos oligofrénicos como piensan, los comunistas y marxistas.”

https://socialismodemocratico.info

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: