SUPREMA CORTE

SUPREMA CORTE

La Suprema Corte de EEUU ha ganado la primera mujer negra como integrante del grupo de jueces de tan alta magistratura de USA. Su nombre: “Ketanji Brown Jackson”. No podemos dejar de dar nuestras felicitaciones por el nombramiento, de ella, que seguramente ha sido plenamente justificado. Ella fue indicada por el presidente Biden y confirmada por el Parlamento de ese país. Apenas una cosa nos desagrada. Pensamos que tanto su nombramiento como su pose en la Corte Suprema debía haberse hecho sin la intervención del Presidente ni del Parlamento. Apenas por sus colegas, ella debía haber sido escogida, premiando sus méritos profesionales. El hecho de participar en su nombramiento agentes extraños al Judiciario, provoca una intervención del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo que compromete la imparcialidad, la independencia y la autonomía del Poder Judicial. Por eso decimos que EEUU mantienen una Democracia “no perfecta”. Vemos aquí en Brasil un proceso muy similar de nombramiento de los jueces superiores. Como las decisiones de los jueces máximos son medio extrañas, se sospechan que son influenciadas por el sentimiento político de los Presidentes que nombraron esos jueces.  En una Democracia plena, “los jueces son nombrados por los jueces”. Manteniendo su total independencia y con el mayor profesionalismo e idoneidad. Lo mismo sucede – e peor aún – con las FFAA.

BARBARIE RUSA

La Agencia de inteligencia alemana (BND) afirma que interceptó mensajes de Moscú con el ejército que ocupa parte de Ucrania. En esta mensaje se menciona – como ejemplo – la masacre que los rusos hicieron en Bucha, para producir pavor en los ciudadanos civiles y militares. Con esta afirmación dada por ellos mismos, se contradice lo afirmado por el canciller ruso, en el sentido que habrían sido los propios ucranianos que habrían producido la masacre para culpar a los rusos. Una mentira para ocultar a BARBARIE Rusa de Putin-Hitler.

MENTIRA QUE MANCHA

La mentira que la Ministra del Interior de Boric, Sra. Iskia Siches, dice, a los parlamentarios, no solo mancha ella sino que mancha al Parlamento, que se supone es la casa del pueblo, donde radica la verdad. Su renuncia o su destitución por parte del Presidente sería como lavar esa mancha. Su permanencia será catastrófica para el propio Boric y su gobierno.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: