PURO CHILE

¿Y AHORA, QUÉ HACEMOS?…

Ahora que ha triunfado la alternativa propuesta al pueblo de Chile de hacer una nueva Constitución, nos enfrentamos con la pregunta: ¿Y ahora, qué hacemos?

Los pasos del camino a seguir están establecidos por el SERVEL y por las leyes. Debemos hacer una elección para escoger los representantes a la Asamblea Constituyente. ¿Entre quienes?, entre aquellos que tengan el apoyo económico necesario para inscribir o registrar a la gran cantidad de adherentes que se les solicita para postular como candidatos a dicha Asamblea.

Pero en verdad, nos referimos en el título a los millones de chilenos que quedarán fuera de la Asamblea y que tienen buenas o excelentes ideas para ser discutidas en dicha Asamblea. ¿Cómo recibir estas ideas de los independientes? ¿O de cualquier interesado en explicitarlas? Hay que entender que una Constitución no resuelve nada, pero permite resolver todo, que una Constitución no está solo hecha de derechos, sino que también de obligaciones.

En Brasil, en la época de la Asamblea Constituyente, cuando se estaba discutiendo los asuntos más importantes para colocar en la nueva Constitución, había un grupo de funcionarios exclusivamente para recibir las cartas (no había internet), analizar y encausar las ideas que llegaban de todos los brasileros que enviaban propuestas.

Iban directamente para los integrantes de la mesa directiva de la Asamblea. Fuerom miles y miles de cartas. Muchas buenas ideas fueron aprovechadas.

En la Asamblea Constitucional de Chile deberíamos tener algo parecido, para no dejar a ningún chileno excluído si quiere plantear una idea, puesto que la intención es que opine la mayor cantidad de chilenos posible. Lo mejor sería que TODOS los que quisieran opinar lo hagan, opinen y sepan que serán escuchados y se analizará su opinión.

Hoy tenemos más y mejores medios de comunicación rápida y directa para que una persona se comunique con las autoridades. ¿No lo cree Ud.?

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: