PURO CHILE

11 DE SEPTIEMBRE

Esta es una fecha para siempre recordar y nunca olvidar. Dos actos de gran impacto sucedieron en un 11 de septiembre. En esta fecha, en el año de 1973, los militares chilenos se levantaron en armas para derribar la semidictadura de Salvador Allende, que estaba en la presidencia del país. No era una dictadura completa, pero todo mostraba que íbamos a desembocar en una. Allende gobernaba el país apoyado por una coalición de izquierda, la UP (Unidad Popular). Partidos no marxistas, pero muy pro-marxistas (excepto el PADENA). Había sido elegido mediante una forma un poco extraña por la minoría (si, leyó bien: una MINORIA de los chilenos: menos del 40%). Pero como fue el más votado, fue confirmado por el Parlamento. Para hacer la degradación de la Democracia, hacía uso de “subterfugios legales”, por eso era difícil cuestionarlo.

¿Qué eran los subterfugios legales? Eran medidas legales absurdas que hacían mal a la economía del país y la sociedad. Por ejemplo: un pollo que costaba 80 escudos, Allende obligaba a venderlo por 30 para favorecer a la población, decía. En un mes, los pollos desaparecieron (se fueron al mercado negro a 100 escudos). Y así cientos de medidas que destruían la economía y la Democracia.  El propio pueblo, los Trabajadores, pedían la intervención de los militares para sacar al “borracho del chicho” – decían. En esas circunstancias, los militares hicieron un “pronunciamiento” para la salida de Allende, pero nadie verdad se percató que no era apenas un pronunciamiento, era en verdad un “golpe de Estado” con levantamiento militar. Atacaron el Palacio Presidencial (La Moneda) con armas, tanques y bombardeo de aviones. Allende, cobardemente, se suicidó.

Pinochet, que comandaba los militares, impuso una dictadura militar que se preocupó solamente en estabilizar el país a través del mejoramiento de los índices macroeconómicos, y el aspecto social fue negligenciado totalmente. El Partido comunista en la clandestinidad se vio fuertemente fortalecido y el odio a los que más tenían se insufló hasta ahora. Entonces, los chilenos reconocemos que Pinochet hizo algo bueno: evitó el comunismo en Chile, pero también hizo algo malo: benefició a su familia y amigos mediante “chamullos” no muy legales y correctos. Prohibió los derechos de libertad a los chilenos – solo podíamos trabajar bajando la cabeza, al igual que hacen los comunistas en Cuba, con las debidas diferencias. El mayor error de Pinochet fue el de cobrar por la Educación y Salud públicas, entregando gran parte al dominio de la empresa privada.

También fue un 11 de septiembre, hace veinte años (2001), que EEUU sufrió el más cobarde y canalla de los ataques a traición contra el país desde que los japoneses atacaron Perl Harbour sin aviso. Fue el acto más horrendo que un ser humano puede imaginar. Terroristas fanáticos musulmanes del grupo Al Qaeda lanzaron varios aviones secuestrados al Pentágono y a las Torres Gemelas de Nueva York (World Trade Center) y las derrumbaron. Fue un acto suicida irracional que costó la vida de 3 mil personas inocentes. Religiosamente fanatizados por una religión interpretada por algunos que afirman que si se hace un acto terrorista que mate inocentes, no importa, porque los Terroristas suicidas se irán para el cielo y los inocentes serán transformados en ángeles. Muy diferente de los cristianos que somos impedidos (prohibidos) de atentar contra nuestra vida y mucho menos contra la vida de otros. Creemos que solo Dios crea la vida y solo Él puede quitarla.

Chile debe hacer una propuesta de nueva Constitución a través de una “discutida” (y de calidad poco aparente) Convención Constitucional.  Creemos que debe ser incluida una cláusula para punir (castigar) severamente actos como los actos terroristas mencionados, para que nunca sucedan en nuestro país.

https://socialismodemocratico.info

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: