PURO CHILE

AYUDAR ES CRISTIANO

Ya se habían pasado varios días do golpe militar. Varios cuerpos cribados a bala eran descubiertos todos los días en el rio Mapocho. Nuestra alegría por el hecho de que los militares nos habían salvado de hacer de Chile una segunda Cuba era total. Pero había un sabor amargo en la boca debido a estos asesinatos que todos atribuían a los militares. Tenía un amigo teniente de ejército que me decía que los asesinatos eran cosa de “arreglo de cuentas” de los upelientos. Por llamar así a los miembros del ex gobierno de Allende, yo ya sabía que era muy partidario de la Junta Militar. Un día fui a la central del PADENA y pregunté cuál era la posición del Partido respecto a los cuerpos que aparecían muertos en el Mapocho. Me respondieron que no tenían posición alguna, pero que estaban muy felices con el golpe de los militares. No me gustó la respuesta. Yo era un padenista, un Demócrata y un cristiano. Pensaba que el Partido PADENA (Pan Sin Cadenas) debería posicionarse y criticar eso, a pesar que éramos anticomunistas. Me dijeron que todos estaban prohibidos de manifestarse según los comunicados de la Junta.

Algunos días después, después del toque de queda, unos ex amigos de la UP tocaron la campanilla de mi casa. Pidieron para esconderse unos días. Les dije que los dejaría el máximo de una noche, al día siguiente tendrían que salir. En la noche siguiente me pidieron que los llevara al consulado o embajada de Holanda o Suecia para pedir asilo, después del toque de queda. En mi Isetta-300, para dos personas, nos aglomerábamos tres personas, y así que pasaba el jeep de la patrulla militar, salíamos con las luces apagadas hasta los muros de las embajadas; allí ellos saltaban para adentro. Volvía para casa con el corazón saltando del pecho y las luces apagadas. Fueron 7 miembros de la Up que ayudé a escapar de las garras de la policía política, hasta que mi nombre fue denunciado y hui del país con la ayuda del general Gustavo Leight Guzmán, que me dijo: “yo sé que ayudar es cristiano, pero ayudar a los comunistas es idiotice. Sálvese. Váyase de Chile”. Nunca pregunté a los que estaba ayudando cuál era su partido político. Supe que uno de ellos se casó con una sueca años después (pero era casado en Chile también). Lo llamaban “viborito”. Era un fresco.

Cuando conté esto a un amigo, me dijo: “a los comunistas que se están ahogando hay que ayudarlos ofreciéndoles un vaso de agua, y nada más”. Viendo y sabiendo lo que hacen en Cuba estos malditos, ahora me quedo en duda si merecen (o merecían) ser ayudados.

Salió en las redes:

“En el Encuentro Nacional del Agro, ENAGRO 2021, entregué (cedí) un minuto de mi exposición verbal para honrar la vida (y la memoria) del agricultor Trabajador Hernán Allendes, asesinado bárbara y cobardemente por terroristas en Carahue”. Seguridad para vivir (y Trabajar) es lo que necesitan miles y miles de agricultores Trabajadores del campo y que alimentan Chile y los chilenos (JAK).

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: