¿POR QUÉ UNA NC?

Mucho me pregunto ¿por qué una nueva Constitución (NC)? La verdad que así como veo mucha gente que desea una NC, también veo mucha gente que no desea cambiar la actual, denominada la Constitución de Lagos. Algunos dicen que por causa de Pinochet. Es verdad que la actual fue hecha encima de una Constitución original en la época de Pinochet y tenía muchas cosas malas (que fueron a los pocos alteradas) y otras muy buenas (como la prohibición del PC). Pero se olvidan los detractores, que fue una Constitución aprobada por la mayoría del pueblo de Chile en un enorme plebiscito. Luego es perfectamente legal, la Constitución vigente.

A muchos les molesta el hecho que haya sido Pinochet el incentivador de la primera, la original en 1980. Pero fue considerada buena en su época y redactada por personas entendidas en el asunto. Por personas serias y de la mayor idoneidad personal con alto grado de conocimientos de leyes y conexos. El solo hecho que la original hubiera comenzado en la época de la dictadura militar, no la invalida, como no invalida al Senado ni a la Cámara de Diputados que estaban creados en esa Constitución o, si quiere decir mejor, fueron mantenidos de otras Constituciones anteriores.

Pensar que una NC, por apenas decir algo, las cosas en ella se van a realizar por arte de mágica. Es estupidez. Es ser ciego e irrealista para no decir mal-intencionado. Todo o casi todo, lo que puede contener una Constitución, puede ser realizado mediante leyes del Parlamento, del Congreso. Pienso, hasta que, su fuerza práctica, sea mayor que en una Constitución que tiene apenas una fuerza teórica y ninguna, si no se quiere hacer o es imposible de realizar.

Cosas ridículas, como derechos de la naturaleza, derechos de los animales, y demás similares, pueden perfectamente ser establecidos por leyes. Derechos del hombre, derecho a la salud, al Trabajo, a la educación, a la vivienda, a la religión, al deporte, etc., también pueden ser establecidos por leyes del Parlamento.

¿Alguien cree que colocar esos derechos en una Constitución, es suficiente para que se hagan realidad? Tenemos el caso real de otras constituciones, como la venezolana por ejemplo, que establece el derecho a una vivienda digna a los venezolanos. ¿Ya vio algún venezolano en alguna vivienda digna en la Alameda Bernardo O”Higgins en carpas, sin urbanización ninguna? Esa es la realidad y no otra, que es pura ilusión.

Por eso se dice que debemos ser más Inglaterra (que tiene apenas una hoja de Constitución) y menos Venezuela o Bolivia, que tienen muchos derechos y que no se cumplen.

Mucho mejor es considerar la actual de Lagos, vigente, como establece la ley, y modificar ella en lo que sea menester o necesario. Olvidarse que se inició en el período de Pinochet, que causa nauseas a muchos y que también causará nauseas a otros, si hacemos una NC en el periodo de Boric, que sería conocida como la Constitución de Boric.

¿Qué podríamos modificar?

Cosas simples, pero importantes. Como, por ejemplo:

  • Independizar las FFAA para hacerlas un poder autónomo, el Poder Defensivo, para que nunca, las FFAA, sean usadas por el Poder político;
  • La creación de un Poder Regulador y Fiscalizador de la Nación. También autónomo e independiente de los otros Poderes (el Poder Contralor);
  • La prohibición de un Poder meterse en los asuntos de otro Poder;
  • Una reforma previsional dupla, en que cada Trabajador pudiera escoger su plano de jubilación;
  • Una reforma financiera en que cada chileno pagase un tributo proporcional al valor que ganase;
  • Un sistema en que se pudiera juzgar e demitir o cambiar un Presidente o Parlamentar si no tuviera un comportamiento exigido a la altura de su cargo;
  • Un sistema que separase el Poder del Gobierno Político del Poder de Estado (Nacional apolítico). En que se punieran a los demagogos a los engañadores;
  • Un sistema que diera más participación en las elecciones a los sin partido (los independientes que son mayoría en Chile);
  • Un periodo más corto tanto para Parlamentarios como para Presidente y Jefe de Gobierno;
  • Un sistema que considere las FFAA como defensoras de la Democracia junto con defender al país;
  • Un sistema en que cada político inscrito en un partido tenga su mandato perteneciendo al partido por lo menos en 50%;
  • Un sistema en que los “ex” no reciban salario ni privilegios, como no los tiene Trabajador alguno;
  • Un sistema laboral que incentive a la formación, creación y expansión de empresas para aumentar las oportunidades de empleo, etc.

En todo caso, el pueblo tiene la última palabra a través de algo llamado “plebiscito” nacional.

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: