SALIÓ EN TWITTER (28/MAY/2022)

“Estudié en el INBA. El sistema era bastante riguroso. Me otorgaron la beca `Rector Orlando Cantuarias´ por buen desempeño escolar (buenas notas y dedicación al estudio). No me quedé muy feliz, pues se comentaba que el Rector Orlando Cantuarias había sido un administrador muy riguroso y todos le temían. Por eso no me gustaba que mis colegas supieran del premio a mi otorgado. Mi padre fue el más feliz porque no tenía que pagar nada por y para mí. Dejó de pagar la otra media beca que tenía. También fui eximido de pagar tasa de bachillerato. Los internos, todos, usábamos nuestro tiempo haciendo deportes y estudiando mucho. Nos decían que: “MENS SANA IN CORPORE SANO”.  El INBA fue fundamental para mis 4 diplomas Universitarios, dos en Chile y dos fuera de Chile. Nos enseñaban a respetar todo y a todos. (Hoy en día parece que les enseñan a quemar buses y destruir patrimonio ajeno, público y privado). El rigor del INBA siempre nos pareció un poco exagerado, pero hoy entiendo que solo con un poco de rigor (NO confundir con abuso), se mantenía una buena conducta en provecho de los alumnos y por toda la vida”. Hoy soy fuente de un millón de dólares por año al Brasil, país en el cual resido y que me acogió cuando precisé. Mucho más me gustaría que fuera para mi lindo y querido Chile. ¡¡¡Gracias antiguo INBA!!! ¡¡¡VIVA CHILE!!!

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: